Grandes beneficios de la papaya


Rica en muchos componentes saludables, la papaya es uno de los grandes aliados de nuestra piel. A continuación, profundicemos ese y otros grandes beneficios de esta extraordinaria fruta.

Ideal para la salud de nuestra piel
La papaya es capaz de cubrir una buena parte de la cantidad diaria recomendada de vitamina A, un nutriente fundamental para la salud de nuestra piel. Por ello, es especialmente útil a la hora de mejorar la piel, gracias a que el beta caroteno es el precursor principal de esta vitamina.

¿Y qué beneficios aporta? Muy sencillo: nos ayuda a protegernos de la radiación solar al ayudar en la síntesis de melanina, un pigmento natural que además nos ayuda a broncearnos mejor.

Disminuye el azúcar en la Sangre en las Personas con diabetes
La papaya fermentada podría disminuir el azúcar en la sangre en las personas con diabetes.  Antes de añadirla a su régimen diario, hable con su médico acerca sobre el monitoreo riguroso del azúcar en su sangre, para prevenir la hipoglucemia accidental, o la azúcar baja.

Combate el estreñimiento
La papaína es una enzima digestiva que ayuda a la descomposición de las proteínas. Durante mucho tiempo, las personas que viven en los trópicos han utilizado la papaya para auxiliar en el tratamiento del estreñimiento y el síndrome del intestino irritable. La fruta es fácil de digerir y su alto contenido de fibra podría mejorar la salud intestinal.

Reduce posibilidades de enfermedades cardiovasculares
La papaya es una de las fuentes alimenticias más ricas en ácido fólico que puede comprar en el supermercado. El ácido fólico es importante para reducir los niveles de homocisteína en el cuerpo.

La homocisteína es un aminoácido relacionado con un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares. Además, el ácido fólico es importante para prevenir los defectos del tubo neural en los bebés en desarrollo.

Aumenta las defensas naturales
La papaya aporta vitamina C en cantidades tan elevadas que 100 gramos de alimento cubren el cien por cien de la cantidad diaria recomendada para un adulto medio. ¡Aporta incluso más vitamina C que la naranja!